RESUMEN CRITERIOS DE CALIFICACIÓN

Pruebas objetivas escritas (al menos una por evaluación) Tendrán un peso mínimo del 90% en la nota final de la evaluación en caso de haber alguna actividad. Serán de un 100%,  si no hay actividades relacionadas con la materia. Dada las características del curso es habitual que sea la calificación del examen, o exámenes, la que determine la calificación global de la evaluación.

Estos exámenes servirán para evaluar el grado de comprensión de la materia y el grado de consecución de objetivos-capacidades, así como las técnicas y procedimientos de trabajo, además de las competencias, desarrolladas en la programación de aula para cada unidad didáctica. Se seguirá el modelo de examen de la EVAU, a fin de preparar al alumnado para esta prueba. En este tipo de pruebas serán tenidos en cuenta otros aspectos evaluables tales como: ortografía, sintaxis, correcta redacción y presentación.

Estas pruebas específicas objetivas escritas pueden llegar a tener un valor del 90% con respecto al total de la nota en cada evaluación trimestral, haciendo media con el resto de pruebas específicas, siempre que igualen o superen la calificación de 4 sobre 10.

Sistema de recuperación

A. Recuperación ordinaria:

El sistema de recuperación se planteará de la siguiente manera. El alumnado que no alcance los objetivos mínimos de una evaluación, tendrá la oportunidad de recuperarlos de forma parcial, con una única fecha de recuperación en mayo, que consistirá en la realización de una prueba escrita.

La recuperación se aplicará los mismos porcentajes que durante el curso. Se recuperará las evaluaciones inferiores a 4, tal y como se ha dicho anteriormente.

La nota media de esas tres evaluaciones será la nota de final de curso ordinario (para calcular la media, se toma la nota exacta, decimales incluidos, no el número entero que consta en el boletín de notas).

En caso de obtener nuevamente una calificación negativa (en este caso, en las recuperaciones trimestrales, se exige una calificación igual o superior a 5 para considerarse susceptible de mediar), se pasaría a la evaluación extraordinaria.

No hay posibilidad de presentarse al examen de recuperación a subir nota; el examen de recuperación, como su propio nombre indica, es una prueba destinada al alumnado que no haya superado el curso ordinario (que su media de calificaciones no haya alcanzado una nota igual o superior a 5).

Respecto al redondeo de cara al boletín de notas, donde aparece un número entero, se reserva a criterio del docente (aunque por norma general, se redondeará al número entero que más se aproxime a la nota con decimales).

B. Recuperación extraordinaria:

El alumnado que no haya alcanzado, en evaluación ordinaria (incluyendo las recuperaciones trimestrales), los objetivos previstos (no haber obtenido una calificación total igual o superior a 5) realizará una prueba escrita global en la convocatoria extraordinaria (en este curso 2023/24 dicha convocatoria será en las últimas semanas de junio para ESO y Bachillerato). A cada alumno que no haya superado la materia en convocatoria ordinaria se le entregará a final de curso un informe con los contenidos mínimos de los que debe examinarse, expresados de manera conceptual y pormenorizada por unidades, de tal manera que los pueda identificar con facilidad en los materiales trabajados a lo largo del curso.

En esta prueba extraordinaria, que será llevada a cabo en la medida de lo posible por el profesor que imparta la materia a los alumnos pendientes, se incluyen los contenidos de la materia que no se hayan superado durante el curso. El valor de esta prueba extraordinaria será el 100% de la nota (no se tienen en cuenta por tanto los porcentajes descritos en la evaluación ordinaria).

La recuperación en la convocatoria extraordinaria consistirá en la realización de una prueba escrita global sobre los contenidos mínimos correspondientes a todo el curso.

En este caso, siendo una recuperación extraordinaria, se exige una calificación igual o superior a 5 , para aprobar la asignatura.